Hace poco me encontraba discutiendo sobre aspectos fundamentales, o simplemente básicos, cuando inciamos con lo que conocemos como Content Marketing (marketing de contenido en nuestros países latinoamericanos). Y aún cuando hacíamos referencia a recursos cuales consideramos excelentes para aclarar muchas dudas respecto al tema, hubo parte del grupo que expuso el porqué se sienten abrumados y perdidos a la hora de crear un plan de marketing o simplemente conseguir la forma de comunicarse con su audiencia en su propia voz. Parecian desear encontrar la clave exacta y los pasos claros y detallados a seguir para iniciar su plan de contenido de marketing y comenzar a obtener seguidores y envolvimiento en las conversaciones en el primer intento.

Particularmente, quiero poner mis 2 centavos al tema: primero, que creo que nunca tendremos el control total de como nuestro contenido vaya a ser tomado porque, aunque opino que podamos envolver muy bien al lector en nuestro contexto, muchas veces el lector no puede realmente tener la idea clara o entender todo lo que tratamos de exponer. Son muchos los factores que determinan un momento gratificante en la lectura – y ganar el interés de un lector o una audiencia requiere un proceso continuo que pocos logran con éxito en tan solo pocas páginas o párrafos. Y segundo, que creo que solemos pensar demasiado en temas que deberian fluir con soltura sin preocuparnos, muchas veces, en un tipo de audiencia en particular.

Haciendo referencia a los temas de Marketing de Contenido y Mercadotécnia de Atracción, de hecho expuestos de manera interesante en wikipedia, cuando iniciamos en marketing de contenido lo más importante es no pensar demasiado en la técnica o metodología, o consejos de quién, vamos a utilizar o seguir sino simplemente comenzar a emplear alguno. Por ejemplo, muy común y necesario hoy en día por nuestros medios digitales, la utilización del blog es una de las maneras que escuchamos sugerir abiertamente a dueños de pequeños negocios para crear audiencia, para enamorar y atraer seguidores, e impulsar ventas. ¡Y sí! cuando incluso puede lograrse todo ello, el blog ha tomado un valor grandioso generando retornos de inversión bastante interesantes. La creación de un blog y la utilización de éste para exponer tanta información de valor, son tan solo poco de los detalles del por qué lo hacen una herramienta ideal. Blogging, como le decimos a la hora de publicar artículos en nuestros blogs, se ha convertido en la manera de comenzar marketing de contenido perfecta, ideal, personalizada y ajustada a los recursos de cada quién.

Y alguna de las preguntas que generalmente siguen a este comentario son relacionados a cómo y donde publicar artículos, tópicos y temas a considerar, e incluso con qué frecuencia hacerlo. Aquí les comparto mi opinión general al respecto de cada uno de ellos.

¿Cómo y donde publicar artículos?

Yo siempre he sido partidaria de que todo lo que producimos debería ser de nosotros, debería estar bajo nuestro nombre – claro está, en alguna excepciones que no comentaré por acá ahora. Lo que indico con esto es que, al contenido tener tanto valor para los lectores como a nivel de SEO, deberías publicar en plataformas de tu propia instalación o bajo tu propiedad (en este caso bajo un nombre de dominio); esto permite hacer con TU contenido lo que quieras.
Además de publicar artículos en tu propio website, y dependiendo de la industria en que te encuentres y el plan que tienes en mente con ese artículo, podrías abordar otros websites y convertirte en su autor invitado (guest author o guest blog). Muchas intenciones, estrategias y técnicas envuelven esta última idea, pero realizado correctamente el valor agregado para tus artículos es inmenso.

¿Qué tópicos o temas debo considerar?

Primeramente, al iniciarte en marketing de contenido, luego de haber definido la estrategia a utilizar, están los recursos disponibles a emplear; y basado en ello, los temas o tópicos a considerar deben estar alineados al plan total. Cada tópico o tema abordado bajo un título de artículo debe en algún momento llevar una llamada de acción al lector. ¿Qué deseas que haga el lector con ello? ¿cómo lo invitas a participar en el tema o conectarse contigo? y ¿para qué?

Considerar que temas a tocar, es una fase en todo este proceso que yo veo de extrema importancia; primero, porque defines a nivel profesional exactamente que temas son de tu interés, cómo los piensas a abordar, a qué nivel de profundidad lo deseas presentar, a qué grupo de tu audiencia va dirigido, y si es posible, qué formato deseas seguir. El tema o los tópicos a tomar están definidos por tu capacidad de expresar tu experiencia y vivencia en cuanto a ellos. Mantenerte apasionado con lo que compartes, darle un estilo único a cada tema, y de alguna manera apoderarte de tu artículo, es lo que en general le da forma a lo que escribes y compartes – le otorga una persona a tu blog. Y tomar esos detalles en cuenta inicialmente hace tu tarea mucho más facil y divertida – sí, incluso divertida. Segundo, porque seleccionar tus temas apropiadamente ayuda a diferenciar tu blog dentro de un sistema tan complejo de contenidos en línea, a crear y valorar y exponer tu experiencia profesional en cuanto al tema, a dirigir tu contenido como la herramienta de soporte de tu marca única, y además a sustentar con hechos parte de los conocimientos, servicios, productos y más de eso que expones.

Te sugiero que definas desde un principio una serie de temas que te interesaria tocar pero que al mismo tiempo soporten, agreguen valor, y propicien la imagen correcta relacionada a la industria en la que deseas desenvolverte o crecer; no con ello quiero decir que debas siempre copiar lo que otros hacen, sino que debes mantenerte constante aprendiendo a saber identificar qué es lo que está sirviendo o funcionando en tu industria que puede ahorrarte dinero o tiempo en vez de intentar reinventar cada vez la rueda.

¿Con qué frecuencia debería publicar?

La respuesta directa es que todo depende de tus recursos, intención e interés disponible. No hay una respuesta 100% segura, realmente no la hay, a lo que pueda funcionarte; lo mejor que puedes hacer es intentarlo – comenzar a publicar tus artículos y cuando ponderes todo el tiempo que toma, los recursos que utilizas, el costo que acarrea y los resultados que recibes, luego entonces tendrás una noción clara de todo lo que envuelve. Deseo agregar a esto también que la industria en la que te encuentres, en conjunto con la razón por la que deseas conectarte con potenciales y difundir tu contenido, determinan esta frecuencia – hay industrias que requieren una retroalimentación continua y frecuente dentro de la semana, mientras que otros sectores no necesariamente. Lo ideal seria que colocaras en un calendario tu sistema de publicación continua, y tratar de llevarlo a cabo (porque mantener la continuidad en tus publicaciones si es necesario e importante).

En esta era digital todo ha sido extremadamente cambiante. Nuevas apariciones y tendencias tecnológicas, por ejemplo, han jugado un rol crítico a la hora de producir material de mercadeo. Algo que se ha considerado elemental en estos tiempos es el tener la mentalidad abierta a los cambios, y ser suficientemente creativos a la hora de tomar acción sobre estos cambios y permitirnos permanecer al día y con el uso de lo que parece ser vanguardista en todo momento – ¡y sí! podria pensar como tu… es agotador, y para muchos hasta desalentador; y es por ello mismo que debemos tener claro que si somos nosotros solos, bajos nuestros propios recursos y circunstancias, quienes aplicamos las diferentes ideas y técnicas que encontramos para nuestro mercadeo, entonces con mas razón debemos hacer uso de aquello con que nos sintamos comodos y compartir de aquello que nos apasiona – porque estas dos cosas, agarradas de la mano, no fallan al devolvernos ganancias.

Son tan solo mis opiniones, pero ¿tu que piensas? ¿que te ha funcionado en estos medios? – nada fácil, ¿verdad?

Save

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Only for humans! *